Insumos Solares

Batería de ciclo profundo

La batería de ciclo profundo es una batería de plomo diseñada para abastecer de energía sostenida durante períodos prolongados y de manera segura hasta que se descargue en un 80% o más, momento en el que debe volver a recargarse para que nuevamente suministre energía. Las baterías de ciclo profundo guardan energía a través de fuentes de corriente eléctrica, que se recargan mediante alternadores, como paneles solares, molinos de viento, entre otras fuentes generadoras intermitentes.

La diferencia fundamental entre las baterías de ciclo profundo y las de ciclo corto (que son las utilizadas en automóviles) reside en el uso que se le da a cada una de ellas. En el caso de los automotores, se necesita mucha corriente de arranque y por ello se requiere de una batería que pueda entregar esa energía en el menor tiempo posible, entre 300 y 600 A en alrededor de tres segundos.

Si partimos de una batería que está cargada al 100%, el consumo de energía que se ha hecho no supera el 5% de la carga total, razón por la que en estos casos se necesita una batería de ciclo corto. En estas baterías se suele tomar varias veces la capacidad de la batería en un corto tiempo. Una batería de 65 A, por ejemplo, toma 35 A a lo largo de diez horas, lo que representa una descarga de alrededor del 90%, que es admitida por la batería de ciclo corto porque ha sido diseñada para ello

En el caso de las baterías de ciclo profundo, cabe señalar que la mayoría de los fabricantes recomiendan no descargar la batería en más de un 45%, ya que esto ayuda a prolongar la vida útil de la batería. El nivel de suministro de energía en el ciclo profundo solo se suministra en pequeñas ráfagas de energía que proporcionan estabilidad y que por ello se descargan más lentamente que las de ciclo corto. Esto hace que sean útiles para todos aquellos sistemas generadores de electricidad que se encuentran fuera de la red.

Todos los sistemas autónomos de energías intermitentes requieren de un respaldo para almacenar la energía y por ello es que el uso de una batería de ciclo profundo es la mejor alternativa; por ejemplo, en el caso de los paneles solares, que cargan las baterías durante las horas de sol, permiten utilizar la energía almacenada durante la noche o durante los días nublados.

batería de ciclo profundo

Grados de carga de las baterías de ciclo combinado

Cuando se enciende una luz, se necesita de una batería que guarde la mayor cantidad de energía posible; estas medidas se expresan como el número de amperes que pueden entregar concluido el tiempo, que es medido en horas o minutos, antes de que la batería se descargue por completo. Los amperes-hora miden la cantidad de energía que una batería puede entregar en un índice constante de descarga, es decir que una batería de 200 Ah puede funcionar con un consumo de 10 A hasta por 20 h, punto en el cual la batería estaría muerta.

También se miden en cuántos ciclos de carga puede soportar una batería, es decir el número de veces que puede ser cargada y descargada. Cada ciclo de carga y descarga, por decirlo de alguna manera, representa un día menos de vida útil. La capacidad de completar el ciclo en varias ocasiones es lo que distingue a la batería de ciclo profundo de las baterías de ciclo corto, que no pueden soportar más que pocas descargas completas antes de que termine su ciclo de vida útil.

Para medir la cantidad de ciclos que soportan las baterías, lo que se hace es descargarlas en 25 amperes hasta su caída de voltaje a 10.5 volts, lo que hace que la batería se tenga que recargar bajo condiciones controladas para así comenzar con el proceso nuevamente. Esto continúa así hasta que la batería solo obtiene la mitad de su carga o algunos minutos restantes de su carga, que es el punto en donde la batería terminará con su tiempo de vida útil.

¿Por qué comprar una batería de ciclo profundo?

Las baterías de ciclo profundo tienen mayor calidad que las de ciclo corto y, en la mayoría de los casos, el tiempo de vida útil que tienen es mayor que el de las baterías tradicionales. Para ello, es importante seleccionar la batería que se adapte a las necesidades de uso y además se debe realizar la carga y descarga de manera adecuada.

Para eliminar la necesidad de agregar agua a sus baterías, consideren mejor las baterías de gel, que son más seguras, tolerantes a las vibraciones y soportan más descargas profundas sin que ello genere daños al sistema. Es importante que tengan cuidado en que la tensión de carga sea regulada para conseguir un mejor funcionamiento. Estas baterías tienen interesantes ventajas, como:

  • Son resistentes al daño causado por descargas muy profundas, es decir de más del 80%, que es lo que recomiendan la mayoría de los fabricantes.
  • Pueden ser cargadas de una forma más rápida y requieren de menos cantidad de energía para recuperarse al 100%.
  • Mantienen un voltaje más alto mientras se descarga, así que los aparatos conectados no sufrirán variaciones que hagan que se descompongan.
  • Producen menos gas de hidrógeno al cargar, por lo que son consideradas como baterías más amigables con el medio ambiente.
  • No necesitan mantenimiento, por lo que no realizarán gastos extraordinarios más que el gasto inicial para cubrir el costo de la batería.

La otra opción es utilizar una batería de ciclo profundo de ácido, que son capaces de soportar entre 300 y 700 ciclos completos si se le da el mantenimiento adecuado. Esto significa que si, por ejemplo, a diario se realiza una descarga y carga completa, entonces el tiempo de vida útil promedio sería de alrededor de dos años, un periodo bastante bueno en comparación con otras baterías.

Vienen generalmente de campos de energía industrial o alternativa y se pueden obtener en diferentes configuraciones: 2, 6 o 12 V, cada una para aplicaciones diferentes; no obstante, en todos los casos, se les debe dar mantenimiento y agregarles agua periódicamente, especialmente cuando las baterías envejecen, ya que esto evita que se sobrecalientan y que su tiempo de vida útil se acorte más de lo normal.

¿Qué tan grande debe ser la batería?

La recomendación que se hace al utilizar este tipo de baterías es que el ciclo profundo debe tener capacidad de entre tres o cuatro veces la exigencia diaria que se tiene. Si se utilizan 12 Ah, se necesitarán entonces baterías de 36 a 48 Ah. Esta regla tiene como objetivo evitar el desgaste prematuro de las baterías, así como las variaciones en la energía que suministran.

En caso de que necesiten comprar una batería de ciclo profundo o un sistema completo de paneles solares para su casa, empresa o negocio, acudan con un proveedor especializado como Insumos Solares, donde ofrecemos a nuestros clientes todo tipo de paneles fotovoltaicos y una amplia gama de productos que les permitirán aprovechar la energía solar.

Para solicitar más información sobre nuestros productos o servicios, escríbannos al correo electrónico: ventas@insumossolares.cl o a través de los teléfonos: +56 973 563 419 y +56 952 394 688.

¿Necesitas cotizar un producto? Déjanos tus datos.

    inversor de onda pura

    El inversor de onda pura es el cerebro del sistema fotovoltaico

    La función del inversor de onda pura, en resumen, es transformar la corriente eléctrica de continua a alterna, además de garantizar la seguridad y un flujo regular de electricidad. Se podría decir que es el cerebro del sistema fotovoltaico y que su uso es imprescindible para que se pueda usar apropiadamente la energía, especialmente en […]

    batería solar

    ¿Cuáles son los beneficios de usar una batería solar de gel?

    La batería solar es el pulmón esencial de todo sistema fotovoltaico ya sea aislado de la red o híbrido. Esta es la encargada de almacenar la energía adecuadamente para que pueda ser usada durante la noche, en invierno, frente a un apagón de energía o en esos periodos prolongados de tiempo en los que la […]

    regulador de carga

    ¿Cómo elegir correctamente el regulador de carga?

    El regulador de carga tiene la función de controlar el voltaje de la energía producida por los paneles antes del almacenamiento en la batería. La variación de la carga energética producida, que varía según la radiación solar, puede ser muy perjudicial para la batería. La protección que tienen los controladores contra las sobrecargas, así como […]

    batería panel solar

    6 factores que deben considerar si comprarán una batería solar

    La batería solar es un componente complejo del kit solar, cuyas especificaciones y nomenclatura puede causar frustración en muchos usuarios. Su compra también es complicada y se necesitan al menos ciertos conocimientos para una adquisición satisfactoria. Afortunadamente, existen varios factores de fácil comprensión, que hablan acerca de la calidad de la batería y pueden considerar […]

    regulador de carga

    ¿Conocen los estados de carga que controla el regulador de carga?

    En los kits solares con baterías, se utilizan de los que no suele decirse mucho, pero que son indispensables para el óptimo funcionamiento del sistema. Uno de ellos es el regulador de carga, cuya función es controlar el flujo de energía que circula entre el campo de baterías y el campo fotovoltaico. El regulador se […]

    phone

    phone