Paneles solares fotovoltaicos: conversión efectiva de los rayos UV en energía eléctrica

paneles solares

¿Han pensado una forma sostenible de obtener energía? Los paneles solares son indispensables para aprovechar la energía infinita. Una de las fuentes alternativas y renovables que ha ido creciendo en los últimos años entre los chilenos, es la solar. Chile se ha conocido como el paraíso de la energía solar porque en los últimos 4 años el país se ha convertido en un gran atractivo en el mercado porque cuenta con más de 102 Km de superficie para el aprovechamiento del sol.

Chile cuenta con el desierto de Atacama que es una gran superficie que se extiende a lo largo y ancho de cinco regiones geográficas en el país. Esta zona se distingue por ser la más árida y la que más radiación tiene en la tierra. Estas características han sido esenciales para que nos convirtamos en el escenario perfecto para generar la energía fotovoltaica a una gran escala para cuidar el medio ambiente.

Nuestra nación no solo cuenta con cielos privilegiados para observar las hermosas noches llenas de estrellas, sino también para aprovechar al máximo los rayos del sol diariamente. El desierto de Atacama se distingue porque puede recibir anualmente un promedio de 2.500 GHI (radiación solar directa). Además, tiene alrededor de 4.000 horas de sol al año, con una temperatura promedio de 30 °C y con una radiación superior a Europa del 65%.

La energía solar como forma sostenible

La energía solar renovable ha sido de gran importancia porque permite una reducción en la preocupación que se genera en relación con los embalses de las centrales hidroeléctricas, que en los últimos años se han visto afectadas por la falta de lluvia y el exceso de sol. Además, es ideal para ser usada para cuidar el medio ambiente y ahorrar energía. Algunas dudas entre los interesados y los usuarios de los paneles solares surgen con gran frecuencia.

Muchas personas y empresas que desean emplear la energía renovable del sol en su cotidianidad tienen diversas preguntas que desean contestar. ¿Cómo funciona? ¿Cuánto cuesta? ¿Es posible tener algún beneficio económico? ¿Dónde comprar? ¿Quién me podría asesorar? En Insumos Solares hemos elaborado este artículo para responder cada una de esas inquietudes que nuestros lectores se hacen regularmente. ¿Están listos?

Un sistema de energía solar fotovoltaica, conocido también como sistema de energía solar o sistema fotovoltaico, es un modelo en el que los componentes de su kit como la batería solar funcionan para capturar la energía solar y convertirla en electricidad. Esa energía producida se puede utilizar para abastecer la red eléctrica a gran escala como en las plantas solares (sector energético comercial), pero también se puede generar a escalas residenciales más pequeñas (energía solar para uso doméstico).

Además del sistema solar que se usa para generar electricidad, se encuentra el de energía térmica, que tiene como propósito principal aprovechar la radiación del sol para calentar el agua. Este último es ampliamente usado en los lugares donde el clima es frío y las personas por cuestiones de salud, requieren de usar agua caliente. Ambos sistemas son ampliamente usados tanto en hogares como empresas y comercios.

Los sistemas de energía solar fotovoltaica tienen unos componentes básicos, agrupados en tres bloques diferentes: el bloque generador, el bloque de acondicionamiento de energía y el bloque de almacenamiento. Cada grupo está formado por componentes con funciones específicas:

  • Bloque generador: panel solar, cables y estructura de soporte.
  • Bloque de acondicionamiento de energía: inversores, controladores de carga.
  • Bloque de almacenamiento: baterías.

Muchos de los lectores se estarán preguntando: ¿qué es un panel solar fotovoltaico? Se considera el corazón de los sistemas y forma parte del primer bloque, la generación de energía. Su función específica es convertir la energía solar en electricidad. El número de paneles solares necesarios varía según la demanda energética de la residencia. Para responder esa inquietud con mayor claridad, en Insumos Solares les brindaremos la asesoría que ustedes precisan.

¿Cómo funciona el panel solar?

El panel solar genera energía eléctrica a partir del sol, es muy sencillo el funcionamiento. Además de que la energía fotovoltaica se considera limpia porque no genera residuos, más allá de las placas y no causa daños al medio ambiente, los paneles que realizan la transformación de la luz solar en energía eléctrica requieren un mantenimiento mínimo para que su vida útil no se vea afectada y ustedes puedan aprovechar al máximo esta energía.

Un panel solar fotovoltaico está formado por un conjunto de células fotovoltaicas que tienen electrones (partículas cargadas negativamente que giran alrededor de los núcleos de los átomos) y estos, a su vez, al ser golpeados por la radiación solar, se mueven generando una corriente eléctrica. Por esta razón, son necesarias inspecciones periódicas para verificar la acumulación de polvo, hojas u otras interferencias en el panel (como restos de aves), entre otros.

Por lo general, la lluvia es suficiente para mantener el panel libre de escombros, pero cuando no lo está, simplemente límpielo con un paño húmedo y detergente neutro, siempre usando guantes de goma y revisando los cables sueltos u oxidados (lo que ocurre principalmente en regiones más húmedas o con aire salado) para evitar accidentes.

Tamaño y vida útil

Los tamaños y pesos de los paneles solares en Santiago varían ampliamente. Hay varios tipos y variaciones, pero un panel mide, en promedio, aproximadamente un metro cuadrado y pesa poco más de 10 libras. Un panel de estas proporciones tiene alrededor de 36 células fotovoltaicas, siendo capaz de producir alrededor de 17 voltios y una potencia de hasta 140 vatios.

Los modelos existentes generalmente oscilan entre cinco y 300 vatios de potencia máxima, según el propósito de su uso y la tecnología adoptada. Además, se pueden instalar varios paneles fotovoltaicos, que se pueden organizar de diferentes formas, lo que permite trabajar con muchas variaciones de sistemas de energía solar.

Un panel solar tiene una vida útil de aproximadamente de 25 años, siendo muy práctico ya que, no necesita un mantenimiento pesado (recordando que otros componentes del sistema pueden tener una vida más larga o corta en comparación con este). El retorno de la inversión en el sistema fotovoltaico es variable y depende de la cantidad de energía que requiera la propiedad.

A pesar de ello, la ventaja del sistema doméstico es la economía: una vez alcanzado este tiempo de retorno, ya no habrá que pagar la factura de la energía. ¡Energía solar que se convierte en electricidad “gratis”! Hoy en día, las personas buscan de manera constante ahorrar energía, cuidar el medio ambiente y su salud. Un sistema fotovoltaico les brinda eso y mucho más.

Tipos básicos de paneles

Panel solar monocristalino

Presentan alto rendimiento, y están compuestos por células de silicio monocristalino, es decir, cada célula está formada por un solo cristal de este elemento. El proceso de fabricación de estos paneles es complejo, ya que requiere la producción de cristales de silicio únicos de alta pureza para cada célula fotovoltaica.

Panel solar policristalino

Menos eficiente que el panel anterior; en los policristalinos, las células están formadas por varios cristales, no solo por uno. El resultado final es una celda fotovoltaica con apariencia de vidrio roto.

Panel de película fina

El material fotovoltaico se deposita directamente sobre una superficie (que puede ser de metal o vidrio), para formar el panel. A pesar de ser más económicos, tienen una eficiencia energética mucho menor, por lo que es necesario tener un área mucho mayor para compensar.

¿Cómo escoger el tipo adecuado?

La elección del tipo y cantidad de paneles a instalar depende de varios aspectos, tales como:

  • Demanda de energía.
  • Finalidad del uso de energía.
  • Ubicación de la instalación del sistema.
  • Espacio disponible.

¿Dónde instalar el sistema?

Los paneles residenciales generalmente se instalan en techos (azoteas), sin embargo, deben prestar atención a algunas recomendaciones:

  • La generación de electricidad por paneles solares puede verse afectada por vientos, sombras y superficies reflectantes, que interfieren, reduciendo la eficiencia del proceso.
  • Es importante que haya una buena circulación de aire en el lugar, para que las células no se sobrecalienten.
  • El techo debe ser resistente al peso de los paneles.

La inclinación y orientación de los paneles también pueden interferir con su eficiencia. En el caso de Chile, ubicado en el hemisferio sur de la tierra, el panel solar instalado debe estar orientado hacia el norte verdadero (que no es el mismo norte dado por la brújula). Para los países del hemisferio norte, el panel solar debe estar orientado hacia el sur verdadero.

La energía solar es uno de los recursos renovables más prometedores en Brasil y en el mundo, ya que causa impactos ambientales mínimos y reduce la huella de carbono de los consumidores, que estarán minimizando sus emisiones eligiendo una forma de obtener energía con bajo potencial dañino. En Insumos Solares brindamos los paneles solares que necesitan para aprovechar la energía renovable como energía eléctrica. Para más información pueden llamarnos al 323 511 051.