Sistemas fotovoltaicos: Energía renovable, la alternativa perfecta

paneles solares en Santiago

Los paneles solares en Santiago son ideales para hacer uso de las energías renovables como la alternativa perfecta para reducir los impactos negativos al medio ambiente y ahorrar energía. Esto debido a que en los últimos años se han visto las consecuencias negativas en una gran proporción a causa de la emisión de gases contaminantes en la atmósfera.

La energía solar es de suma importancia para disminuir los efectos adversos sobre el medio ambiente. Una de las mejores formas de usarla, es por medio de los sistemas fotovoltaicos y los paneles que permiten aprovechar al máximo este recurso renovable y que trae juntamente beneficios en el uso cotidiano.

Uso eficiente de la energía renovable

En la actualidad, la sociedad habla constantemente de la sostenibilidad y de las formas de llegar a esta. Este concepto se basa en el uso de recursos presentes, con el fin de garantizar la misma disponibilidad para las generaciones futuras, ya que el empleo inadecuado de los mismos lleva a un desabastecimiento que puede ser perdurable.

La generación de electricidad generalmente se asocia con fuentes emisoras de gas contaminantes que han contribuido a los cambios climáticos, afectando el equilibrio natural del planeta y generando un impacto negativo en el ambiente que ha repercutido para que el efecto invernadero aumente y los ecosistemas se vean en peligro de extinción.

Energía solar fotovoltaica

El uso de fuentes de energía renovables y no contaminantes es uno de los caminos que conducen a una sociedad sostenible. Como tal, fuentes de energía de biomasa, hidroeléctrica, eólica, oceánica, geotérmica y solar fotovoltaica han sido las alternativas perfectas para proteger y brindar armonía al medio ambiente en medio de las consecuencias adversas y los daños ya presentes.

La energía solar fotovoltaica se caracteriza porque se consigue al transformar la luz solar en electricidad. Un sistema fotovoltaico está formado por los componentes responsables de esta conversión y la adecuación de los valores de las magnitudes eléctricas implicadas, de modo que finalmente los consumidores pueden utilizar la electricidad generada de manera eficiente.

Un sistema fotovoltaico de tipo residencial conectado a la red se caracteriza por generar electricidad de manera distribuida y presentar el generador (paneles fotovoltaicos) cerca hasta el punto de consumo. Se opone a los modos tradicionales de generación, basados ​​en grandes plantas construidas en lugares alejados de los consumidores, siendo ideal para ser usado en edificaciones más pequeñas.

Al estar conectado a la red de distribución eléctrica local, este tipo de sistema permite que el consumidor complemente su requerimiento energético a través de la energía de red. También le puede suministrar energía, si la generación es mayor que el consumo. Esto ha impulsado que la demanda en los paneles solares en Santiago aumente considerablemente cada año.

Por su ubicación geográfica, Chile tiene un gran potencial asociado a la radiación solar necesaria para la generación fotovoltaica. La instalación de sistemas distribuidos contribuye al aumento de la disponibilidad de energía eléctrica en el país, reduciendo la necesidad del uso de fuentes de energía no renovables y el alivio de la generación por centrales hidroeléctricas tradicionales.

Chile es uno de los lugares predilectos y más atractivos en la región para las energías renovables. Según algunos estudios, es la primera opción por encima de países como China, Argentina y México. Su localización ha influido en gran manera al igual que políticas gubernamentales, inversión y el deseo de usar energía limpia. Precisamente esto ha impulsado que cada vez sean más los hogares que utilicen paneles solares para casa.

Tipos de sistemas fotovoltaicos

Los sistemas fotovoltaicos se pueden clasificar en dos categorías principales: aislado y conectado a la red. En ambos casos solo pueden operar desde la fuente fotovoltaica o combinar otras fuentes de energía cuando se denominan híbridos. La elección entre las opciones depende de la aplicación y/o disponibilidad de recursos energéticos. Sin embargo, el más usado en las residencias es el primero.

El sistema fotovoltaico aislado usa los paneles para transformar la energía solar en electricidad, solo que esta ha sido almacenada en un banco de baterías. Como su nombre lo menciona, es completamente independiente debido a que esa energía que ha sido reservada, puede ser usada por la noche en caso de ser necesario o en los días los días nublados.

El sistema conectado se distingue porque está interconectado a la red. Es decir, la energía que generan los paneles se inyecta de manera directa a la red de distribución eléctrica. Por lo tanto, se puede decir que funcionan en paralelo con la red eléctrica. Por eso, no es necesario que las personas cuenten con un banco de baterías en el hogar.

Aplicaciones de los sistemas fotovoltaicos

Los sistemas fotovoltaicos tienen cuatro aplicaciones, dos en la categoría de sistemas aislados y dos en la categoría de sistemas conectados a la red. Tales aplicaciones son:

  • Sistemas fotovoltaicos domésticos aislados o autónomos: suministro eléctrico a residencias que no están conectados a la red de distribución del concesionario local.
  • Sistemas fotovoltaicos no domésticos aislados: suministro de energía para varias aplicaciones como telecomunicaciones y bombeo de agua. No están conectados a la red.
  • Sistemas fotovoltaicos distribuidos conectados a la red: suministran energía al consumidor, que puede utilizar la energía de la red convencional para complementar la cantidad de energía.
  • Sistemas fotovoltaicos centralizados conectados a la red: son estaciones de generación de energía en los sistemas centralizados, cuyo suministro se proporciona a varios clientes. Usualmente están distantes de los puntos de consumo.

Debido a que las personas buscan la sencillez y la practicidad en sus hogares, los sistemas fotovoltaicos para paneles solares en Santiago son los más demandados en el mercado. Además, son idóneos para ser usados en esas zonas donde no es posible contar con energía eléctrica y son perfectos para un mayor ahorro energético.

Características de un sistema fotovoltaico independiente

Un sistema fotovoltaico autónomo es una variante del sistema fotovoltaico tradicional en los casos en que es difícil conectarse a la red eléctrica nacional; ya sea porque la red eléctrica no existe o porque no es rentable crear una conexión a la red nacional. Pensemos por ejemplo en todos esos pequeños lugares aislados de los centros habitados donde la conexión a la red eléctrica nacional es muy difícil.

Es posible diseñar un sistema fotovoltaico autónomo con precisión para crear redes eléctricas locales reales conectando barrios enteros y fracciones de ciudades que sean energéticamente autosuficientes. Todo depende de la necesidad presente y las demandas de las personas para aprovechar al máximo de esta energía renovable que tantos beneficios trae a los individuos y al medio ambiente.

Además, se puede utilizar tanto para viviendas individuales aisladas como refugios o cabañas, como para edificaciones como condominios en contextos urbanos que quizás no solo quieran conectarse a la red eléctrica nacional. Finalmente, los sistemas autónomos se pueden conectar no solo a paneles fotovoltaicos sino a otras fuentes de energía renovable como: a plantas eólicas e incluso hidroeléctricas.

¿Cómo dimensionar la potencia del sistema fotovoltaico?

El dimensionamiento de un sistema sirve para calcular todos estos parámetros para asegurar que el sistema fotovoltaico funcione correctamente, evitando gastos innecesarios por sobredimensionamiento. Para dimensionar correctamente su sistema fotovoltaico, necesitará saber:

  • Cuántos dispositivos alimentará.
  • Cuánta electricidad absorbe cada dispositivo.
  • Cuántas horas quedan en funcionamiento.

Basándose en todos estos parámetros, podrá dimensionar correctamente su sistema fotovoltaico autónomo para aprovechar al máximo cada uno de sus beneficios. De igual manera, les aconsejamos que cuenten con una batería solar o un banco de baterías para proteger sus sistemas y optimizar el funcionamiento y rendimiento de estos.

Ventajas de un sistema fotovoltaico autónomo

  • Cero emisiones: con este sistema los usuarios consumen la electricidad producida y no producen gases contaminantes.
  • Costo de energía constante durante la vida de la planta, porque el costo de energía está ligado a la amortización del costo de la planta de producción y mantenimiento, evitando así fluctuaciones en el precio de la energía ligadas al costo de petróleo y gas.
  • Flexibilidad extrema: en cuanto a los sistemas conectados a la red, la instalación es completamente escalable, al igual que la extensión del sistema de almacenamiento eléctrico.

Los paneles solares en Santiago son perfectos para aprovechar de ese recurso renovable como lo es el sol. Además, permite un manejo sostenible de los recursos naturales para un crecimiento idóneo a nivel nacional y regional. Las medidas adoptadas en la preservación de la naturaleza son de gran importancia para la competitividad de una economía que repercute en diversos beneficios para las personas y los hogares chilenos.

Constantemente varias personas se benefician de nuestros paneles porque pueden contar con energía sin necesidad de depender de la red eléctrica. Es por eso que han notado una reducción importante en los costos de la factura de energía y han podido mejorar su calidad de vida al tiempo que cuidan del medio ambiente. Para más información, pueden escribirnos a nuestro WhatsApp +56 9 7356 3419.